8 de abril de 2008

Trinidad a Tus Pies

Este es nuestro lema, y este nuestro blogs, con el cual queremos dar a conocer nuestras vivencias y experiencias dentro y fuera de un varal, por que fuera de él no se acaba el hombre de trono. Queremos hacer llegar y hacer participes a todos nuestro visitantes de como vivimos estos momentos, que sentimos, nuestros proyectos, nuestras ilusiones, y desolaciones ..., y como ejemplo acordarme de un AMIGO y HERMANO, el cual por problemas laborales, no pudo encontrarse con nosotros en el acto procesional de este, y me gustaría haceros llegar sus comentarios de primera mano:


"TRINIDAD Por circunstancias este año no tenia que ir a tus pies el día de mi 29 cumpleaños, a todos mis hermanos de la MESA TRINITARIA les pedí un regalo y fue el mejor regalo que se me ha podido hacer nunca y que a mil kilómetros de tu palio disfrute y sentí sin mi cuerpo pero con toda mi alma. Gracias a todos los HOMBRES DE TRONO de la trinidad y especial a esos 26 HERMANOS que van a los pies de las seis lágrimas mas lindas que nunca vi. Gracias MESA DE LA TRINIDAD por que este lunes santo fecha de mi aniversario haya sido el mejor paseo de la reina trinitaria.TRINIDAD!!! A TUS PIES.

Sin más desearles, a todos los hombres de trono, de María Stma. de la Trinidad, capataces, mayordomos, y todos aquellos que han echo posible que nuestra señora pasease por las calles de Málaga de esta manera, muchas FELICIDADES.


TRINIDAD!!! A TUS PIES

1 comentario:

Javi dijo...

Son las seis de la tarde del Lunes Santo malagueño cuando me bajo del autobús que me acerca desde mi barrio al centro, y tomo tierra en Calle Mármoles, miro al frente y algo distinto, relevante y quizás mágico va a ocurrir: empieza un año más el invento.
Bajo la calle hasta el final, justo a la entrada al Puente de la Aurora mientras observo a mayores y niños abrir sillas, "coger sus trozo de bordillo", comercios que cierran, etc., y voy creyendo que lo hacen entre otras cosas porque algo saben de un invento y lo quieren ver. LLego a la esquina, doblo a la izquierda y entro en el laboratorio, la Peña Trinitaria, donde me encuentro a mis compañeros inventores. Os voy a intentar explicar cómo es este invento.
Veintisiete personas llenamos la entradilla de la Peña, nos saludamos, charlamos (del málaga, de los tronos, vemos por la tele las cofradías que ya han salido, etc) y compartimos una copa, porque pa trinitario trinitario el de la barra de la Peña Trinitaria, es decir, elaboramos la primera sustancia "la amistad". Posteriormente, por mi experiencia Víctor, dice que subamos a la primera planta, donde se encuentra una probeta. Allí comentamos novedades del año para la procesión, se presenta cada nuevo componente, saltan los primeros gritos de euforia y nos fajamos con las manos algo temblorosas. Ya hemos mezclado "la amistad" y "la ilusión" en la pócima de la primera planta de la peña.

Estamos en las siete y media de la tarde, salimos de la peña y estoy seguro que es el momento del año que más gente seguida le dice adiós al trinitario de la barra. Andamos unos pasos y ya estamos en la entrada de Calle Trinidad (la que da al río)y a la derecha el mosaico que preside esa esquinita, el de la Virgen de la Trinidad con sus dos farolillos custodios. Allí le rezamos sus hombres de su mesa, dice una voz "Trinidad", dicen 26 "a tus pies" y andandito pa alante que vamos pa la plaza de arriba de la calle. Los dos farolillos eran otras dos pócimas que contenían "la devoción" y alguno se subió a encenderlos y a vertirle el condimento que llevábamos elaborado desde La Peña, y algo se guardó.
Ya estamos en la Casa Hermandad, por la puerta de atrás, desde donde se escucha los primeros sonidos que abren la procesión, pasa un tiempo largo, larguísimo, casi interminable, pero que la ocasión merece porque sale El Cautivo a las calle de la Trinidad, y miles de personas siguen al señor de Málaga. Salió el Cristo. Los hombres de la Mesa de la Trinidad ya estamos en el salón de tronos hasta ver salir a la virgen, una vez fuera nos ponemos delante, Aurelio repite el grito que salió delante del mosaico, Ricardo le coloca a la Virgen el ramo de flores que le ofrendamos y pa adentro, pa la mesa. Cada uno ya sabe su puesto, pero de las ganas y el nerviosismo lo miras dos veces, preguntas si es ese o no, miras hacia todos los lados, colocas en un lateral la sudadera que llevas para abrigarte tras el encierro. . . hasta que suenan los toques de campana para la primera levantada: POR NICO (uno de los creadores de La Mesa de La Trnidad) Y POR DIEGO (que llevó al Cautivo y a la Trinidad). Así añadimos allí debajo la última sustancia "la pasión" a la pócima. Andamos Plaza de Jesús Cautivo, Calle Trinidad abajo, primera curva a la derecha (muy bien dada)hacia Plaza Montes y Calle Carril, avanzamos, ahora una curva hacia la izquierda (igual de bien hecha). . . y vuelvo a Calle Mármoles, la que bajé a las seis de la tarde y estaba preparándose para ver el invento. La verdad que no pude ver si les gustó a esos niños y mayores porque desde donde iba ya dejé de verlos, pero allí estaba la pócima, la tenían ellos, y la última sustancia eran ellos, y entre todos (hombres de la Mesa, de varales, trinitarios y malagueños) vertimos "la amistad", "la ilusión" "la devoción" y "la pasión" para obtener el mejor resultado posible en la tarde noche del Lunes Santo malagueño, "tradición cofrade malagueña".


A mis compañeros y amigos de la Mesa de la Trinidad.

08 de Abril de 2008.

¡¡¡Así se vive desde dentro!!!

Mª Stma. de la Trinidad, en su paso por las Tribuna de los Pobres.